Aprende a pedir un aumento de sueldo

Aprende a pedir un aumento de sueldo

Héctor Vera Azargado

Todos, alguna vez, nos veremos enfrentados a hacerlo. Si quieres pedir un aumento de sueldo, te presentamos una guía para que te prepares y construyas argumentos que te ayuden a conseguir lo que buscas.

Este arículo en Pleasant Work Chile también te puede ayudar.

¿A quién pedirás el aumento?

Primero, considera la posición de la persona a quien vas a presentar la solicitud. La actitud es distinta si se lo pides a un jefe que no es el dueño, que si vas directamente con el propietario. Considera qué posición puede tomar tu jefe directo, por una razón muy sencilla: si no es el dueño, puede que no desee plantear la posibilidad a los administradores o propietarios. No porque no quiera hacerlo, sino porque puede tener muchas peticiones similares o porque sabe que no es buen momento. Si quieres hablar directamente con el dueño, considera que puede ponerte contra la espada y la pared: “Les hemos explicado que la empresa está en un mal momento y que no podemos subir los sueldos. Lo dejo en tus manos, pero no podemos incrementar los salarios”. Una forma correcta de decidir con quién hablar es preguntar. Háblalo directa y francamente con tu superior directo. No sólo te orientará, sino que te dará pistas sobre cómo debes proceder.

¿Es bien o mal visto pedir un aumento?

Todo depende del contexto. Si sabes que la empresa está pasando por una mala época, debes tener argumentos muy sólidos y evaluar con anticipación si realmente es posible que te lo den. No es recomendable pedirlo cada dos meses. Hay que guardar las “municiones” para cuando tengas reales oportunidades de ganar. No van a criticarte por hacerlo, aunque quizá no entiendan tus razones. Por ello, los argumentos son clave. De eso depende que tus superiores lo vean bien o lo consideren “inoportuno”. En algunas empresas –muy pocas–, existe un convenio laboral en el que se estipulan las fechas para negociar salarios. Si es el caso, respeta el acuerdo.

¿Cuándo tiempo después de iniciar el trabajo conviene hacerlo?

Si llevas poco tiempo en una empresa y te has dado cuenta que tu trabajo vale más de lo que te pagan o de lo que ganan tus compañeros, debes analizar la posibilidad de solicitar aumento. Sin embargo, es recomendable que no lo hagas antes de los seis meses de antigüedad. En muchas empresas no consideran cambios en el salario antes de un año de permanencia.

¿Qué argumentos puedo dar?

La sinceridad  es la clave. Expone con toda claridad tus razones, cuidando dos reglas básicas: no critiques o hables mal del trabajo de algún compañero y no sobrevalores tu trabajo. De ahí en adelante, puedes precisar tus razones sin problema. No argumentes sólo motivos de dinero. Intenta agregar expresiones como “desarrollo profesional”, “ascender en la empresa”, “deseo de tomar nuevas responsabilidades”, entre otras. Si la razón es meramente económica, ten claro cuánto gana una persona en un puesto similar en la empresa y en el mercado.

¿Cuánto puedo pedir?

Un aumento razonable fluctúa entre el 20% y el 30%, pero depende, ciertamente, de las políticas de la empresa. Considera que un incremento del 15% representa más de tres veces la inflación (el aumento en el valor del dinero). Es ideal que sepas cuál es la “escala de salarios” en la que te mueves: si el aumento te transformaría en el ejecutivo de mayor salario en tu nivel, es bueno que lo tengas claro a la hora de construir tu argumento. No sólo es importante el porcentaje del alza, sino cómo quedas en relación a tus compañeros u otras áreas de la empresa.

¿Por dónde iniciar la conversación?

Antes que todo, busca el momento preciso. Ojalá tu superior esté con buen ánimo y el lugar sea tranquilo. Inicia la conversación con naturalidad y plantea el tema con frases sencillas, pero directas: “quiero plantearte una propuesta”, “necesito hablar contigo”, “qué bueno que ahora podemos conversar”. Un jefe inteligente entenderá, rápidamente, de qué se trata. No demuestres nerviosismo. Di que deseas un aumento y, rápidamente, explica por qué crees que es el momento y la oportunidad para plantearlo. No dejes que te argumenten antes de expresar tus razones. Nunca te disculpes por pedir el aumento, porque eso delatará inseguridad.

¿Y si la respuesta es negativa?

Si te responden que no, debes tomarlo con tranquilidad. Si realizaste la petición porque tienes otra propuesta de trabajo, sabes que llegó el momento de renunciar, sin que esto suene como una amenaza o se transforme en un ataque de histeria y la liberación de una condena. Si no tienes una oferta fuera de la empresa, cierra la reunión con algunos temas importantes:

Agradece el tiempo y la disposición a escuchar tu solicitud.
Pregunta las razones de la negativa.
Insiste en que agradecerías que tengan presente el requerimiento “porque es una necesidad seria”.
Pregunta cuándo pueden volver a hablar del tema. Es ideal que consigas una fecha tentativa, porque eso te dará el pretexto para volver a presentar la solicitud sin que parezcas excesivamente insistente.
¿Cuánto tiempo esperar por una respuesta?

Si tu superior te dice que es una decisión que debe pensar y consultar con mandos más altos, pídele que te diga cuánto tiempo tomará la respuesta. Es bueno que él se comprometa con una fecha. Si no lo hace, una semana es un plazo prudente para insistir.

 

 

SOLICITA ESTUDIO DE SUELDOS DE EJECUTIVOS DE CHILE 2015

Coach Personal

Contrata un Programa de Coaching de Cambio de Trabajo personalizado.

coach1.jpg

Índice desempleo

PWC en CNN Chile

Presentaci__n1.jpg

Head Hunters
¿Qué porcentaje de Head Hunters responden tus mails?